La retención de líquidos puede desencadenarse por diferentes causas como por ejemplo:

* Embarazo

* Cambios hormonales (menopausia, menstruación, síndrome premenstrual)

* Mala circulación

* Variaciones climáticas

* Insuficiencia cardíaca

* Insuficiencia renal

* Factores dietéticos

* Consumo de medicamentos (antihipertensivos, corticoesteroides, antiinflamatorios, reemplazo hormonal)

* Quemaduras

* Enf. Tiroideas

* Enf. Pulmonares

* Quimioterapia y radioterapia

* Obesidad

.

.

En caso de que la causa no sea patológica, sino que esté asociada a condiciones temporales o factores dietéticos y/o estilo de vida, seguir los tips brindados en la imagen puede disminuir la retención de líquidos.

.

Es importante acudir a un médico en caso de que esta condición persista con mucha frecuencia, para poder descartar cualquier enfermedad.