Descarga aquí mi artículo completo elaborado para la Revista Like Panamá, Edición 17

Hoy en día, la mayoría de las personas solemos tener un estilo de vida ajetreado; lo que nos hace justificar nuestro sedentarismo y hábitos no saludables con la falta de tiempo para organizarnos.

 

Sin embargo, si tenemos una debida disposición, sin excusas que nos saboteen, podremos lograr un estilo de vida saludable. Por ejemplo, preparar con antelación las comidas para la semana, es un punto relevante para lograr dicho cometido.

 

La preparación semanal de las comidas, conocida en inglés como “Meal Prep“, es una herramienta muy eficaz para facilitarnos nuestra vida durante la semana. Basta con dedicarle 2-3 horas de un día de la semana (yo por lo general elijo los domingos) para tener todo previamente organizado para la siguiente semana.

 

¿Cómo llevar a cabo un Meal Prep? ¡Sencillo! A continuación te brindo unos tips básicos:

 

  • Corta, limpia y sazona las proteínas animales (pollo, carne, pescado) y colócalas en bolsitas ziploc en tu congelador. También puedes dejarlas cocidas de una vez, ya que no van a dañarse en tu refrigerador en una semana.
  • Si eres vegetariano o vegano, dejar el tofu previamente sazonado y cocido, también te ahorrará tiempo.
  • Prepara diferentes tipos de carbohidratos almidonados para acompañar tus proteínas (arroz, camote o papa horneada o hervida, quinoa, mazorcas, plátano horneado o hervido, lentejas, frijoles, etc)
  • No olvides los vegetales. Córtalos en rodajas, o trozos pequeños si no eres muy amante de ellos. Por ejemplo: zanahorias, habichuelas, brócoli, coliflor, berenjena, zucchini, espárragos son perfectos para hornear y combinar entre ellos.
  • Para sazonar, prefiere especias, hierbas aromáticas y sazonadores sin sal. Puedes agregar un poco de sal marina o sal rosada, son mejores ya que poseen minerales, a diferencia de la sal de mesa refinada. Igual es importante que controles las cantidades porque el exceso de sodio puede repercutir negativamente en la salud de tu corazón y conllevar también a la retención de líquidos y celulitis.
  • Hacer un picadito de vegetales para sazonar proteínas, vegetales, lentejas y arroz, es ideal, puedes congelarlos en gaveras de hielo y utilizarlas como cubitos para sazonar naturalmente. ¿Cómo lo haces? Muy fácil, en la procesadora o licuadora, coloca pimentón, ají, ajo, cebolla, culantro y tomate, licúa y llena tus gaveras. También puedes guardarlo en bolsas ziploc pequeñas en tu congelador.
  • Si colocas varias cosas a la vez en el horno (plátano, vegetales, camote, papa), ahorras tiempo mientras vas preparando otras cosas como las proteínas, el arroz y las lentejas.
  • Dejar las proteínas animales preparadas, te facilitará no solo los almuerzos, sino también las cenas. Por ejemplo, hacer pollo deshilachado o carne molida, es práctico a la hora de llegar a casa cansado y sin ganas de ponerse a cocinar.
  • Dejar las hojas de lechuga lavadas y cortadas, el tomate, la cebolla, los hongos, el pimentón y el pepino picados y la zanahoria rallada, también es una herramienta útil para preparar ensaladas rápidas, que pueden ser fácilmente combinadas con las proteínas.
  • Evita el exceso de aceite para cocinar. Con un toque de aceite en spray es suficiente. El aceite de oliva, aunque tiene muchas propiedades, en exceso sigue siendo grasa. Más grasas = más calorías.
  • Para las meriendas, dejar bolsitas con frutos secos y frutas peladas y picadas (como sandía, mango, piña, papaya, melón, kiwi, etc) es una excelente opción.

 

Ten presente, que si te organizas con los tips brindados y le dedicas al menos 4 horas de tu semana a hacer ejercicio, estarás aportando muchos beneficios a tu salud física, biológica y emocional. Comer todos los días en la calle y justificar la falta de tiempo con los malos hábitos, no son más que puros pretextos. El que quiere hacer algo, busca la manera, el que no, ¡busca una excusa!

Meal prep 18 Meal prep 4 Meal prep 1 Meal prep 15