Muchísima gente le ha agarrado un temor increíble al consumo de frutas, por diferentes razones inculcadas sin sentido, o por desinformación. Lo cierto es que, ustedes deciden lo que desean hacer, yo les diré mi opinión con base.

Por ejemplo, una de las cosas que se divulga, es que el consumo de frutas puede aumentar la grasa corporal debido a la fructosa… Esto NO es así. Les explico, según un estudio, la lipogénesis (síntesis/ producción de ácidos grasos) sí puede verse aumentada tras consumir 250 gr de fructosa, cantidad que NINGUNO de nosotros consume en un día. Por ejemplo, para cubrir un consumo de 250 gr de fructosa, deberíamos consumir ó 38 bananas grandes, ó 34 tazas de blueberries, ó 23 manzanas medianas, ó 34 dátiles, ó 33 tazas de cerezas dulces, ó 20 tazas de uvas, ó 53 kiwis, ó 16 mangos ó 49 tazas de melón, ó 60 naranjas ó 22 peras, ó 13 piñas, ó 5 tazas de pasitas, ó 48 tazas de sandía… etc! En fin, me tomé el trabajo de sacarles con regla de tres cada valor de fructosa que puede haber en las cantidades de frutas que les mencioné, considerando el hecho de que para fomentar la lipogénesis, necesitamos consumir 250 gr de fructosa por día… Lo cual, ya ven, es prácticamente inviable!

Apartando ya esta falsa creencia, quiero mostrarles otras realidades referentes a las frutas:

  • Nos aportan muchas vitaminas y minerales, importantísimos para todos nuestros procesos fisiológicos, regulación hormonal, funcionamiento del sistema nervioso, fortalecimiento del sistema imunológico, transporte y absorción de nutrientes, formación de tejidos y músculos, etc.
  • Son una fuente importante de fibra, la cual además de regular nuestro tránsito intestinal, nos ayuda a responder de manera diferente cuando ingerimos alguna fuente de carbohidratos, bien sea en forma de glucosa o fructosa o cualquier otra fuente. La fibra participa en la regulación de la glucosa sanguínea evitando picos de insulina y promoviendo la saciedad.
  • No importa el momento en que la consumas, a no ser que tengas una condición de salud específica, no te va a perjudicar.. Lo que te “engorda“ es el excedente calórico de cualquier tipo, si no llevas una alimentación adecuada para tu objetivo y adaptada a tu estilo de vida por un profesional (nutricionista)
  • Que una fruta sea más dulce, no implica que te va a engordar o que debes limitarla, ¿ya ven cuántas bananas o cuántas uvas deben comerse para aumentar la lipogénesis no?… nadie se come esa cantidad por día. –Ver estudio
  • El consumo regular de frutas está inversamente asociado con el riesgo de desarrollar depresión (en palabras más sencillas, incluir frutas de manera regular, no se relaciona con el riesgo de desarrollar depresión) –Ver estudio
  • El consumo regular de frutas inclusive puede tener un papel beneficioso en el mantenimiento o pérdida de peso. –Ver estudio

Así que ya saben! No tienen por qué tenerle miedo a las frutas, ni a la hora en la que la consumen, ni el tipo de fruta que eligen. Dejen de creer tonterías que inventan personas que no se toman el tiempo de buscar estudios que sustenten sus explicaciones.

Fuentes: