Ya había hablado hace tiempo en una publicación, sobre por qué no estaba de acuerdo con el sirope de agave o néctar de agave. Muchas personas la consumen con la creencia de que es más saludable que la miel o que el azúcar y al final es lo mismo o inclusive PEOR.

.

¿Por qué?😨

El sirope de agave está compuesto por 80% fructosa y 20% glucosa. La fructosa es rápidamente absorbida y metabolizada por el hígado. La exposición del hígado a cantidades tan grandes de fructosa libre produce una estimulación rápida de la lipogénesis (síntesis de ácidos grasos) y de triglicéridos, lo que a su vez contribuye a disminuir la sensibilidad a la insulina y por ende a aumentar la resistencia a la insulina y disminuir la tolerancia a la glucosa (favoreciendo a largo plazo la acumulación de grasa sobretodo a nivel abdominal)

.

Esto NO tiene nada que ver con la ingesta de fructosa a partir de las frutas por dos razones:

1️⃣Las frutas nos aportan fibra la cual ayuda a regular la glucosa sanguínea evitando los picos de insulina.

2️⃣Las frutas no aportan la misma cantidad de fructosa que el sirope de agave. Por ejemplo 1 banana mediana aporta 5 gr de fructosa y 3 gr de fibra mientras que 2 cdas de sirope de agave aportan 22 gr de fructosa y 0 gr de fibra.

.

Fuentes bibliográficas:

• Basciano, H., Federico, L., & Adeli, K. (2005). Fructose, insulin resistance, and metabolic dyslipidemia. Nutrition & metabolism, 2(1), 5.

• USDA Food Composition Databases.