Aunque en realidad no me gusta el sabor de la carne del cerdo, quise publicar este post para aclarar algunos mitos que existen sobre la carne del cerdo, ya que sé que a una gran mayoría le gusta.

Cada vez que pensamos en carnes magras (bajas en grasas), lo primero que se nos viene a la mente es el pavo, el pescado y el pollo. En general, dejamos de lado las carnes rojas, en especial la de cerdo, ya que se tiende a pensar que tiene un alto contenido en grasa, colesterol y que es un alimento nocivo para la salud.

Lo que no saben muchas personas, es que el cerdo concentra cerca del 70% de su contenido graso debajo de la piel (tocino/tocineta/bacon) y apenas un 30% se aloja en el resto del cuerpo. Por lo tanto,  es una buena opción para una alimentación sana, ya que tiene una variedad de cortes muy bajos es grasas con beneficiosas cualidades nutricionales.

Algunos de los cortes del cerdo más magros, bajos en grasas saturadas y colesterol son:

  • Lomo/ filete/ pulpa
  • Solomito/ solomillo
  • Brazo/ asado

 LOMO DE CERDO

Información nutricional por 100 g
Energía 120 Calorías
Proteína 20,99 g
Carbohidratos 0 g
Grasa Total 3,41 g
Grasa Saturada (la mala) 1,18 g
Grasa Monoinsaturada 1,54 g
Grasa Poliinsaturada 0,37 g
Colesterol 65 mg
Sodio 50 mg

Como vemos, es bajo en grasas saturadas (las perjudiciales para nuestra salud cardiovascular), bajo en sodio, y bajo en colesterol.

Además, proporciona proteínas necesarias para la formación y reparación de tejidos y músculos; hierro, indispensable para mantener en estado normal los niveles de hemoglobina y prevenir la anemia.

Tips:

  • Utiliza métodos de cocción saludables como: asar (a la plancha, a la parrilla), hornear, hervir. 
  • En caso de comer cortes de carne con grasa visible (como la chuleta) retírala y no la comas.
  • Evita agregar demasiada sal o condimientos artificiales cargados en sodio. Opta por especias e ingredientes naturales como ajo, cilantro, apio, cebolla, perejil, orégano, tomillo, pimienta, etc.
  • Acompáñalo con contornos saludables como ensalada, arroz integral, frijoles, quinoa, vegetales al vapor.