El estrés es algo que nos ataca a todos probablemente a diario. Un estilo de vida agitado, muchas responsabilidades, nuevos retos que asumir, hacen que el estrés sea parte de nuestro día a día.

Se dice que un poco de estrés es necesario para que tengamos esa chispa que nos hace ejecutar nuestras acciones. Sin embargo mucho estrés puede desencadenar problemas mayores como acné, ansiedad, aumento de peso, caída del cabello, trastornos gastrointestinales (acidez/ reflujo, constipación, flatulencias/gases, etc.), dolores musculares, depresión, falta de concentración, entre otros.

Aquí les dejo algunos tips sencillos que podrán ayudarlos a disminuir el estrés o al menos aliviarlo por un rato:

  1. Duerme de 7 a 8 horas diariamente: está comprobado que dormir poco aumenta los niveles de ansiedad en las personas debido a que durante el sueño, se genera una hormona llamada leptina que controla nuestro apetito. Además, estar cansado obviamente hará que rindas menos en tus labores diarias y no te concentres completamente.
  2. Despierta un poco más temprano:no te levantes apurada, corriendo apurad@ porque tienes que salir al trabajo. Despierta a una hora en la que te de tiempo de estirarte unos minutos en tu cama, lavarte la cara, prepararte el desayuno y un rico café! (Aunque te cueste, verás que con el tiempo y el establecimiento de este hábito, habrá valido la pena).Despertarse apurado solo hará que te estreses desde muy temprano.
  3. Dale paz a tu habitación:decórala con colores pasteles, mantenla siempre ordenada y limpia. Aunque no lo creas, los colores intensos y el desorden ocasionan estrés visual que también se relaciona con el estrés en general.
  4. Ordena, limpia y desecha: deshazte de aquellas cosas que llevas más de 6 meses sin usar. Es mentira que “cuando engordes o adelgaces” lo usarás. Es mentira que utilizaras aquel antifaz de la fiesta del 2005 en otra oportunidad. Sé conciente y bota/regala todo aquello que no vayas a utilizar más. Verás como te sentirás realizado y mucho más feliz; la organización visual trae organización emocional.
  5. Visualiza tus pensamientos negativos y busca alternativas para no traerlos contigo:piensa en opciones que te ayuden a solventar esos problemas o conflictos que te generan ese estrés. Caminos siempre hay, solo tenemos que buscarlos.
  6. Observa videos de gatos o bebés en youtube: reírte un rato te ayudará a drenar un poco el estrés y liberar tu mente con cosas positivas.
  7. Canta a todo pulmón!:cuando estés en el tráfico o en tu casa limpiando, pon canciones que te guste cantar. Esto disminuirá tu presión arterial.
  8. Prepara una nueva receta que te llame la atención:cocinar activará tus sentidos y además te mantendrá muy distraído. Lo mejor de todo, será que al terminar, te comerás eso tanto querías.
  9. Haz ejercicio al menos 5 veces por semana:el ejercicio libera hormonas de la felicidad y el bienestar como las endofinas, la oxitocina y la dopamina.
  10. Haz 3 respiraciones profundas:esto hará que oxigenes tu cuerpo en mayor medida hacia todas tus células y logres relajarte.
  11. Al final del día, agradece: todo lo que te salió bien, y todo lo que te salió mal también. Las malas experiencias traen consigo aprendizajes. Dar las gracias te hará sentirte mejor contigo mismo, sabiendo que tienes muchas cosas por las cuales ser feliz.
  12. Toma un baño de agua tibia:el agua tibia relajará tus músculos y te hará sentir mejor.
  13. Utiliza zapatos que te queden cómodos: evita aquellos que te generan mucho dolor o te sacan ampollas.
  14. Conversa con tus compañeros de trabajo: establecer relaciones sociales hará que distraigas tu mente por varios minutos, te hará sentir más feliz y drenarás toda esa energía que tienes guardada.
  15. Lee un libro, una revista, escribe, juega con tu mascota, tus hijos o haz algo que te guste: un hobbie o actividad que te alegre, hará que alejes por un buen rato el estrés.
  16. Aliméntate saludablemente y no omitas ninguna comida (¡Tampoco el desayuno!!): la alimentación tiene una influencia directa con el estado de ánimo. Los alimentos procesados y también aquellos altos en azúcares, sodio y grasas saturadas, afectarán negativamente tu humor. Incluye 5 porciones de frutas y vegetales diariamente, carnes magras, carbohidratos complejos y grasas saludables. Toma té de manzanilla o valeriana, estas infusiones naturales te ayudarán a relajarte.

no-stress_zps84d10215