Desde que tengo uso de razón, recuerdo que no me gustaba la remolacha. A pesar de sus innumerables beneficios, no la lograba soportar ni con mayonesa!
Hoy afortunadamente conseguí una manera de que me gustara; en arepas!


Entre sus beneficios‬ encontramos:

  • Colabora con la desintoxicación del hígado por su contenido de antioxidantes como los betacarotenos y los flavonoides.
  • Reduce la presión arterial previniendo accidentes cerebro-vasculares y ataques cardíacos.
  • Mejora el estado de ánimo. Contiene betaína, un compuesto que aumenta la producción del neurotransmisor serotonina.
  • Ayuda a prevenir la aparición de anemia. Por su contenido de hierro, aumenta los niveles de hemoglobina en la sangre.
  • Es altamente nutritiva, contiene vitamina C, ácido fólico, fósforo, magnesio y vitamina B6.
  • Por su contenido de fibra ayuda a regular el colesterol sanguíneo y previene el estreñimiento, regulando el tránsito intestinal.

Ingredientes: (Rinde para 2-3 arepas dependiendo del tamaño)

  • 1/3 taza de harina de maíz
  • 1 remolacha
  • 1/4 taza de agua
  • 1/3 taza de avena en hojuelas
  • 1 pizca de sal
  • 1 cdta de edulcorante sin calorías (stevia)
  • 1 cda de semillas de chía (opcional)

Preparación:

  • En una olla, coloca agua a hervir. Cuando comience a hervir, coloca la remolacha.
  • Para saber cuándo está lista, pincha con un tenedor o palillo la remolacha. Para que esté lista, debe estar suave en su interior (se debe desplazar con facilidad el tenedor o palillo en su interior)
  • Cuando ya esté lista, retira la cáscara de la remolacha y córtala en trozos. Colócala en la licuadora con 1/4 del agua donde la herviste.
  • En un recipiente hondo, coloca el licuado de remolacha, agrega la sal, el edulcorante y ve incorporando lentamente la harina, la avena y las semillas de chía.
  • Si es necesario, agrega un poco más de agua
  • Haz unas bolitas y dales forma de arepa.
  • Colócalas en una sartén o plancha antiadherente y cocina por ambos lados, a fuego medio-bajo
  • Puedes rellenar con huevo revuelto, queso crema bajo en grasa y pavo, queso blanco bajo en grasa, pollo deshilachado, etc.