Muchas personas creen y suelen preguntarme si las bebidas carbonatadas light o zero son opciones saludables. Lo cierto es que a pesar de que no aportan azúcar tienen diferentes efectos perjudiciales sobre nuestra salud.

Entonces ¿Qué es lo que en realidad pasa cuando bebemos sodas/refrescos light o Zero?

Los refrescos light o zero son endulzados con edulcorantes artificiales como la sucralosa, el ciclamato monosódico y asesulfame K, apartame, etc. Cuando tienes esa necesidad de consumir algo dulce, tomas el refresco light o Zero y tu paladar parece haberse sentido satisfecho. Sin embargo, como los edulcorantes sin calorías no elevan la glicemia o azúcar en la sangre, no se envía la señal de satisfacción al cerebro y éste te sigue pidiendo más.


¿En qué termina esto?


Te ves en la necesidad de seguir teniendo antojos por alimentos azucarados/o carbohidratos (aunque no te des cuenta). Está comprobado que las personas que consumen gaseosas light o zero con frecuencia, tienen una ingesta superior de carbohidratos o azúcar a lo largo del día.

**Otras realidades de beber refrescos de dieta**

  1. El consumo diario de al menos 1 refresco de dieta, se asoció con un 36% de riesgo de desarrollar síndrome metabólico y un 67% de riesgo de padecer de diabetes tipo 2. Fuente: http://care.diabetesjournals.org/content/32/4/688.short
  2. El ácido fosfórico presente en los refrescos (tanto light como regulares) destruye el esmalte de tus dientes y también incrementa la descalcificación de tus huesos, haciéndote más vulnerable a padecer de osteopenia y osteoporosis.
  3. El ciclamato monosódico presente en ciertas gaseosas light o zero, aumenta el riesgo de aparición de tumores en la vejiga, hígado, próstata y riñón. Por otro lado el ciclamato en exceso, interfiere en la síntesis de hormonas tiroideas, pudiendo desencadenar desbalances hormonales.
  4. El aspartame presente en la coca cola light, se relaciona a largo plazo con afectar el sistema nervioso y aumentar las posibilidades de desencadenar Alzheimer.
  5. La combinación de cafeína + aspartame presentes en las gaseosas light ¨…-cola¨ pueden desencadenar una dependencia similar a la que tiene un drogadicto con la droga que consume. Esto se debe a que al consumirlo se generan excitotoxinas que dañan tus neuronas y sobreestimulan neurotransmisores, que tras el consumo diario a la largo plazo puede desencadenar daños cerebrales.
  6. Por último, y no menos importante, el consumo regular de refrescos de dieta, favorece la deshidratación y contribuye asimismo con la el incremento de la celulitis y problemas en los riñones a largo plazo.

Así que ya saben!! Tomen agua y no más de 2 refrescos ¨Light o Zero¨ a la semana!