¿Qué es el ayuno intermitente?

El ayuno intermitente o intermittent fasting en inglés, es una práctica, modelo o método de alimentación que se basa en periodos de varias horas de ayuno seguidas de periodos de ingesta de alimentos. Existen diferentes maneras de hacerlo, según los tiempos en los que se ayune y se ingieran alimentos. Hay 12/12 (12 horas de ayuno y 12 horas de alimentación), hay 16/8 (16 horas de ayuno y 8 horas de alimentación) o también días aislados a la semana donde se toman 24 o 48 horas para hacer ayuno.

¿Qué beneficios puede traer practicar el ayuno intermitente?

  • Mejora la sensibilidad a la insulina y por ende reduce el riesgo de padecer de diabetes tipo 2 e incrementa las posibilidades de oxidar grasa con mayor eficiencia. Estudio 1
  • Reduce la inflamación y el estrés oxidativo, promoviendo la longevidad. Estudio 2
  • Puede aumentar los niveles de hormona de crecimiento en hombres si se practican 48 horas de ayuno seguidas. Estudio 3
  • Reduce los niveles de lípidos sanguíneos, específicamente el colesterol LDL. Lo cual puede ayudar a prevenir el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. Estudio 4.
  • Reduce el riesgo de desarrollar enfermedad coronaria. Estudio 5
  • Puede aumentar la eficacia de ciertos fármacos de quimioterapia utilizados para pacientes con cáncer. Estudio 6
  • Puede mejorar la tolerancia a la glucosa en hombres. Estudio 7.

¿Cuál es mi opinión?

A pesar de los estudios que muestran diferentes beneficios a corto plazo, considero que es un método restrictivo, no apto para todo el mundo, que puede generar consecuencias en el estado de ánimo, el humor, el rendimiento.

En mi caso, he podido hacerlo sin consecuencias negativas y he notado cambios positivos en el tema del control del hambre emocional (ligado al estudio #1 mencionado arriba)

¿Lo mejor? Asesorarse con un nutricionista, intentarlo si se quiere y se puede y en función de esto hacer una práctica de 1 vez por semana o 1 vez por quincena si es bien tolerado.