Muchas personas refieren sentirse cansadas constantemente sin saber la razón. A veces la causa puede estar en nuestras manos y tener una solución que podemos llevar a cabo.

A continuación les brindo 6 posibles razones del cansancio frecuente:

  1. No estás tomando suficiente agua: la hidratación es importantísima en todos nuestros procesos vitales. Nuestro cuerpo está compuesto por un 70% de agua, si no le damos agua suficiente, todos esos procesos se llevarán a cabo con menor eficiencia. Te sugiero de 30 a 40 mililitros por kilogramo de peso corporal.
  2. Tienes alguna deficiencia de vitaminas y/o minerales: esto puede desencadenarse por una malnutrición (no comer suficientes micronutrientes) o por alguna patología, por ejemplo, la anemia. En el primera caso, asegúrate de estar comiendo suficientes frutas, vegetales y alimentos de calidad (comida real), disminuyendo al máximo el consumo de procesados.
  3. Estás consumiendo muy pocas calorías: las dietas hipocalóricas, restrictivas, disminuyen nuestro metabolismo y nos hacen sentir cansados. Aparte de esto, no son nada saludables a mediano-largo plazo pudiendo generar deficiencias de micronutrientes, pérdida de masa muscular, caída del cabello y diferentes enfermedades. Si deseas disminuir tu porcentaje de grasa, lo ideal es que te atiendas de manera personalizada con un nutricionista. No haciendo las cosas a lo loco!!
  4. Tienes un estilo de vida sedentario y/o una mala alimentación: alimentarse mal, o ser sedentario, repercutirá directamente sobre nuestro estado de ánimo, nuestra salud y nuestro rendimiento. Cuida lo que comes y procura incluir actividad física en tu día a día, subir escaleras, caminar con frecuencia, etc. Además de esto, si incluyes ejercicio al menos 4 veces por semana, mucho mejor!
  5. Estás sobreentrenando sin un adecuado descanso: entrenar demasiado, (como todo en exceso) puede generarte fatiga y cansancio. Además de esto puede alterar tu ritmo del sueño y elevar tus niveles de cortisol (hormona del estrés). Procura planear tus rutinas de entrenamiento adecuadamente, y ten paciencia para el logro de tus objetivos. Si no sabes cómo planear tu entrenamiento, asesórate con un entrenador capacitado.
  6. Estás durmiendo poco tiempo o poco profundo: el sueño es fundamental para favorecer un adecuado entorno hormonal. Si duermes menos de 6 horas, producirás mucho cortisol (hormona del estrés), además no producirás hormona de crecimiento con tanta eficiencia, lo cual influirá negativamente sobre tu masa muscular. Igualmente, habrá alteraciones en la producción de insulina y en la regulación de la glucosa sanguínea.